"Renuncia" jefe policiaco de Mazatlán tras crimen de militares

Jesús Alejandro García Medrano "presentó" su renuncia como secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal días después de que agentes preventivos mataron en un supuesto enfrentamiento a dos militares que supuestamente habían privado de la libertad a una mujer.


2013-03-22 09:01:26


AGENCIAS

Mazatlán, Sinaloa.- Jesús Alejandro García Medrano "presentó" su renuncia como secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal días después de que agentes preventivos mataron en un supuesto enfrentamiento a dos militares que supuestamente habían privado de la libertad a una mujer.

Además de García Medrano también renunció Jesús Eduardo Paredes Galindo, como jefe operativo.

Un par de horas más tarde, luego de la sesión ordinaria de Cabildo, el Alcalde Alejandro Higuera Osuna tomó protesta al comandante de la Policía Ministerial del Estado, Pablo Andrés Hernández Lizárraga, como nuevo encargado de la Secretaría de Seguridad Pública mazatleca.

"Fue llamado, se va a regresar a Culiacán, se regresa al cargo que tenía. Les tengo que decir que es producto esto de un cambio que tiene que ver con el tema del problema del enfrentamiento con los civiles, que eran militares. Es todo lo que puedo decir", aseguró Higuera Osuna.

Después de las 16:00 horas, García Medrano se reunió por última vez con el Alcalde en su despacho. Al salir se despidió de sus escoltas y otros compañeros y vestía de civil.

"Es mi día de descanso", dijo en su despedida. "No he recibido notificación de ningún cambio".

Sin embargo, el Alcalde confirmó su salida minutos después.

"Consideré prudente que a raíz de este problema debería haber un cambio y obviamente en esa dinámica, viendo perfiles, hablando con el Gobernador, porque yo creo en el mando único sin que lo tengamos, creo que así debe ser", aclaró después Higuera Osuna.

La madrugada del lunes, dos militares fueron abatidos por agentes de la Policía Municipal de Mazatlán, quienes supuestamente habían acudido a un llamado de emergencia por la privación ilegal de una mujer.

El caso se enturbió cuando comenzó la investigación. La mujer había resultado ilesa a pesar de los 100 impactos de bala, y el Ejército aseguraba que sus elementos estaban de descanso y no llevaban armas.

Ayer el Procurador Marco Antonio Higuera Gómez confirmó que no hubo enfrentamiento ni persecución.

Cuatro de los siete elementos de la Policía Municipal que participaron en el hecho fueron turnados al Ministerio Público acusados de homicidio calificado y abuso de autoridad.

Higuera Osuna descartó que García Medrano haya tenido responsabilidad en el hecho.

Le reconoció su trabajo al frente de la institución, a la que llegó a mediados de mayo de 2012 para suplir la ausencia de Víctor Manuel Zataráin Cedano, luego de que éste fue requerido por la Subsecretaría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, se amparó y huyó.

De Hernández Lizárraga, la autoridad anunció que fue elemento en la SSP Mazatlán, subdirector operativo en Escuinapa, Director de la Policía Municipal en Salvador Alvarado y encargado de las fuerzas especiales, investigador y comandante en la Policía Ministerial.

En el acto estuvo el director de la Policía Ministerial del Estado, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez.


CRONOLOGÍA

18 de marzo

A las 01:45 horas, elementos de la Policía Municipal atienden un supuesto llamado de auxilio, por la privación ilegal de una mujer. Presuntamente persiguen a los supuestos plagiarios y son agredidos. La Policía disparó más de 100 veces y dio muerte a dos personas que resultaron ser militares. La mujer salió ilesa

19 de marzo

El Procurador Marco Antonio Higuera confirma que los militares privaron de la libertad a la mujer y que efectuaron disparos en el sitio del rapto. El General Moisés Melo García, comandante de la Tercera Región Militar, recalca que su información es que conocían a la mujer y que no iban armados

20 de marzo

Cuatro de los siete policías que participaron en el hecho fueron acusados de homicidio calificado y abuso de autoridad y consignados ante el Juez Primero Penal de Culiacán. El Alcalde Alejandro Higuera Osuna asegura que el hecho pudo haber sido desencadenado por una cuestión sentimental



Comentarios

Nombre Correo

Comentario

MÁS LEÍDAS

NOTAS RECIENTES