Domingo 4:30 pm

Multitud choca con Policía de Anaheim por muerte de un hispano

La Policía mató a tiros a un hombre aparentemente hispano, y ello derivó en violentos choques cuando testigos furiosos arrojaron botellas a oficiales, que a su vez respondieron con gases lacrimógenos y disparos de municiones no letales para reprimir a la multitud, dijeron el domingo las autoridades.

AGENCIAS

Anaheim, California— El hombre recibió un disparo frente a un complejo de apartamentos hacia las 4 de la tarde del sábado después de que los oficiales lo persiguieron a pie, dijo el sargento de Anaheim Bob Dunn. Murió tres horas después en un hospital.

El periódico The Orange County Register citó a familiares y vecinos que afirmaron que Manuel Díaz era el hombre baleado. Dunn dijo el domingo que no podía confirmar la identidad.

Su sobrina Daisy González, de 16 años, dijo que su tío probablemente huyó de los agentes cuando se le acercaron debido a experiencias previas con los policías.

"Nunca le gustaron (los policías) porque lo único que hacen es hostigar y arrestar a cualquiera", dijo González al diario después de encender una vela por su tío. Maldijo a los oficiales que estaban cerca y a un helicóptero policial que sobrevolaba la zona.

Cuando los oficiales investigaban lo que sucedió en el lugar, un grupo de personas furiosas comenzó a gritarles y lanzarles botellas, dijo Dunn. Añadió que a medida que los agentes detenían a varias personas la multitud avanzaba sobre los oficiales, por lo que lanzaron gases lacrimógenos y dispararon rondas de municiones no letales.

Imágenes de video de un equipo del canal KCAL-TV mostraron una escena caótica en la que los agentes disparaban perdigones de goma mientras algunas personas se tiraban al suelo y otras huían en medio de gritos. En las imágenes se observa a un hombre que le grita a un oficial a pesar de que le apuntan con un arma; dos adultos usaban sus cuerpos para proteger a un niño y una niña. Entretanto, un perro policía chocó con varias personas sentadas en la hierba, entre ellos una mujer y un niño en un cochecito infantil, antes de morder a un hombre en el brazo.

Dunn dijo que el perro escapó de una patrulla y fue "desplegado accidentalmente".

A lo largo de la noche, policías a bordo de varias patrullas intentaron controlar a una multitud rebelde que se reunió cerca de la escena del tiroteo, informó el Register.

Algunos en la multitud prendieron fuego a un contenedor de basura y lo movieron a una intersección por lo menos en tres ocasiones distintas, mientras que los policías respondieron sacándolo de la vía.